Páginas vistas en total

lunes, 22 de noviembre de 2010

La historia sigue en infantiles.



Y despues llegó Gerardo, un entrenador horrible, o por lo menos a mi me lo parecia ya que, como no me tomaba los entrenes enserio y no jugaba mucho, me lioava casi todos los dias y...
Bueno por muy malo que fuera llegamos al autonomico, despues de perder el provincial contra el Marni de los cojones que nos gano los tres partidos que jugamos contra él. Aunque de poco les sirvió ya que en el autonomico perdieron contra el Torrevieja y quedaron terceros y nosotros primeros.













Luego llego el sector despues de ganar erl autonomico eramos los favoritos de nuestro grupo para ganar y encima jugabamos en casa asi que en teoria era muy facil ganar porque los arbitros nos pitarian a fabor un poco al menos, pero no, nos pitaron mal en contra y perdimos por su culpà en gran parte, pero fue una buena experiancia.






Bueno por lo menos en el autonomico jugue la segunda parte de la final y fui el portero titular en el sector.
Despues me di cuenta que jugaba lo que me ganaba y esforzaba.
Al final llegó a ser un buen entrenedor y todo.

El video per el que guanyarem el Autonòmic

La historia en alevines

En quinto nos federamos en el CB Maristas algemesí todos los chicos que ibamos al deporte escolar. Nuestro primer entreador fue Miriam, que durante un año nos enseño lo basico del balonmano como botar el balon saltar tirar etc.  Era una chica competitiva y con muchas ganas de ganar.
Despues vino la temporada de Carlos Esquer un entrenador con quien hice muy buenas migas. Me gustaba mucho porque los entrenamientos a la vez de divertidos te ayudabean a mejorar. los partidos eran muy fáciles asi que de vez an cuando hacuiamos algun partido amistoso contra equipos de un año mas como el equipo de ferra, de Lluis Borras etc.

martes, 9 de noviembre de 2010

Mi historia deportista

Empece a disfrutar del balonmano en tercero de primaria cuando me apunte al deporte escolar con Juan Alvaro nuestro profesor de gimnasia de aquel año. Continue hasta cuarto donde empezó a gustarme el ser portero de cualquier deporte, en especial de balonmano.